Blog

Vuelta al cole con mochilas nuevas… y algunos problemas dentro

¡Feliz mes de vuelta al cole! Mochilas nuevas en la espalda. Mucho sueño en los ojos. En la mano… la de mamá o la de papá o la de abuela o la de tío… (o mejor, una en una mano y la otra en la otra!). Un poquito de miedo en el estómago. Y mucha, mucha ilusión en el corazón.

No hay día específico de vuelta al cole, hay todo un mes: septiembre. ¡Vaya mes nos espera! Pero os habéis parado a pensar para quién es más difícil este día, ¿para los peques o para los papás? Aquí hay que empezar por el principio, por el primer día de cole de verdad.

Primer día de cole

Para ellos, con tres añitos (y a veces con dos) es uno de los días más importantes de su vida, pero para nosotros más. Y nos encontramos con el primero de los problemas: tendría que ser un día no laborable para todos los padres, pero no lo es. Yo, por ejemplo, no estuve en su primer día de cole. Y, por supuesto que lo pedí. Pero no pudo ser. Dejé toda su ropa preparadita en su cama para que papá y la abuela se encargaran de la primera semana de adaptación.

#yonoestuveensuprimerdiadecole. ¿A ver qué tal funciona cómo hashtag?, ¿sois muchas y muchos los que no pudísteis estar en su primer día?

Me sentí mal porque no pude estar. Pero también tengo que decir que me sentí peor cuando mucha gente me reprochó que estuviera trabajando ese día, a pesar de que no me lo hubieran dado. Sé que muchos papás y mamás, cuando no consiguen el día, se piden la baja o directamente no van. Y me parece muy bien que lo hagan. Es el mejor día para declararse en rebeldía. Yo no lo hice. Pero no fue por miedo o temor a represalias. Habrá muchos papás que no lo hagan por estas razones y me parece también perfectísimamente bien. Yo no lo hice porque pensé que quizás también sería bueno no darle demasiado dramatismo al día. Pensé que, a lo mejor, con esto, lo único que conseguía era ponérselo más difícil a ella. Y quería que fuera un día corriente y que se centrara en sus rutinas y su desayuno acelerado. En este punto me vais a permitir que os recomiende un cuento muy sencillito sobre la vuelta al cole y las rutinas que le ha encantado: El pollo Pepe va al colegio. Yo buscaba algo más elaborado e intenso y me dí cuenta de que mejor, nada de dramatismos.

¿Y la semana de adaptación?

Porque ahora viene el otro problema: la semana de adaptación. Si ya es difícil conseguir el día, ¿qué me decís de toda una semana? Como el primer día solo fue una hora de clase y ella estaba acostumbrada a ir a guardería mucho más tiempo, yo preferí tener libre un día en el que hiciera el horario completo. Pero aquí como en todos los temas de crianza tienes que tener una cosa clara: lo mejor para tu hijo es lo que tú decidas. Siempre habrá quien te haga sentir culpable sea cual sea la decisión que tomes.

Este año sí que he podido llevarla a su primer día de cole y estoy feliz. Pero este año ha podido ser porque no estoy trabajando. El año que viene espero estar feliz por poder acompañarla en su primer día de cole y además estar trabajando. ¿Es demasiado pedir?

Un comentario en “Vuelta al cole con mochilas nuevas… y algunos problemas dentro

  1. Genial!! Sabias palabras. Sobre todo lo de «lo mejor para tu hijo es lo que tú decidas. Siempre habrá quien te haga sentir culpable sea cual sea la decisión que tomes.»

    Y creo que o el cole se deberia adaptar al horario laboral o el horario laboral al cole. Porque como esta ahora no tiene ningun sentido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Mina Glisic e Inma Portalo.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios arsys.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://divertiditis.com/aviso-legal/.