Blog

Inglés para niños, ¿por qué no aprendemos juntos?

No sé los vuestros, pero mis propósitos para el Año Nuevo desde que tengo uso de razón han sido siempre los mismos: hacer más deporte y mejorar mi inglés. (Bueno, con la cuarentena se ha añadido otro más a la lista: adelgazar.) El tiempo y, sobre todo, la llegada de la peque a casa no ha hecho que desista sino todo lo contrario. Quiero seguir aprendiendo con ella. Así que, para este año 2019, me he puesto manos a la obra y me he marcado un reto. #LUNEngliSh: una especie de inglés para niños en el que seguimos aprendiendo también los mayores. Os cuento.

Creo que mi experiencia con el inglés es muy común y muy parecida a la de muchos de vosotros. Yo soy de las que ha tenido que pegarse con él desde que empezó mi vida laboral. La lectura y la escritura la he ido dominando con el tiempo y he adquirido un nivel bastante digno. Pero el nivel de conversación ha sido un poco más accidentado… Y eso que he salido airosa de situaciones realmente delicadas como tener que hacer entrevistas en inglés para prensa y TV. He sobrevivido con dignidad… Pero tengo que reconocer que ése siempre ha sido el momento en el que los complejos y el sentido del ridículo me han hecho y me hacen pasarlo realmente mal.

¿Hay que hablar en inglés a los niños aunque no seas bilingüe?

Este es el motivo esencial por el que no me seduce la idea de hablarle en inglés a la peque. Y no lo hago. No quiero que reproduzca un horrible acento spanglish y unos errores gramaticales (que probablemente cometamosnsin ser conscientes).  Aunque no todo el mundo piensa igual. Seguro que habéis sido testigos de escenas de papás y mamás hablando a los niños con un inglés muy, muy regular. ¿Lo hacen mal? ¿Quién tiene razón? O lo que realmente nos interesa. ¿Qué es mejor para los peques? ¿Qué pensáis?

Mi amiga Angela, que es británica, me anima a superar complejos y a que, al menos, le lea cuentos en inglés. (Y no sólo eso, en otra ocasión os iré contando los trucos que me da para que el inglés entre dentro de nuestra cotidaneidad porque son muuuuy interesantes.)  Bueno pues os anuncio que me ha costado un poco lanzarme, pero para este 2019, he mezclado mis ganas de seguir aprendiendo con su ansia infitita por descubrir y su amor por los cuentos y al final me he propuesto un reto que os voy a contar a ver qué os parece.

Un inglés para niños en el que también aprenden los mayores

Hay cuentos que mi peque se sabe de memoria por lo mucho que se los he leído (en español). He hecho el listado de sus preferidos. Al principio pensé comprárselos en inglés, y me puse a ello. Pero enseguida vi que no era necesario. Los textos en inglés de los cuentos más conocidos, los tienes disponibles en internet. Y en muchas ocasiones, hasta los PDF!!!! (No sé qué pensarán de esto los autores. A mi me espanta). Y no sólo eso, normalmente, hay vídeos en inglés e incluso cuentacuentos que los leen con un acento perfecto.

Por cuatro esquinitas de nada, Little square

Uniendo todo esto, esto es lo que he hecho. El primer cuento que he seleccionado es «Por cuatro esquinitas de nada». Por varias razones. Porque es maravilloso, ya os he hablado una vez sobre él. Porque la peque se lo sabe de memoria. Su redacción es muy sencillita. Y he encontrado un video con un audio «in perfect english».

Me he fabricado una versión bilingüe casera, apuntándome el texto de la traducción en cada una de las páginas. Ha sido bastante laborioso. Siempre puedes hacerlo más sencillo: ponerte un post-it con la traducción o, incluso, escribirlo directamente en el libro. Yo le tengo mucho respeto a los libros y no me gusta pintarlos. Y, por otra parte, también quería que el texto no sólo me sirviera a mi, sino que también puiera echarle un ojo la peque que ya está empezando a leer. Así que al final lo he escribo en inglés y con mayúsculas por si ella muestra interés en leer las palabras junto a mamá. Si tenéis interés os colgaré un video de las manualidades.

Y, por supuesto, me he escuchado el vídeo con la pronunciación bastantes veces para pronunciar de la manera más correcta que puedo.

¿Cuál va a ser mi reto? Leerle el cuento en inglés (puesto que se lo sabe de memoria) tantas veces como ella me deje a lo largo de un mes junto a los otros cuentos que me pide cada día. Al mes, cambiaremos de cuento. De esa manera, yo practico inglés y ella se familiariza con esa lengua también en casa.

Aquí te pongo todos los recursos por si quieres apuntarte al reto:

Pulsa aquí, si quieres comprar el libro.

Pulsa aquí para ver el vídeo, apuntarte la traducción y escuchar el audio en inglés.

Adivina cuánto te quiero, Guess How much I love you

El segundo libro con el que estamos trabajando es Adivina cuánto te quiero. Seguro que has oído miles de veces la expresión: I love you… to the moon and back, y no sabes de dónde viene. Pues viene de este precioso cuento de Sam McBratney y Anita Jeram.
De este vídeo puedes sacar tanto el texto en inglés, como la locución en inglés del cuento. Merece la pena.

Practica e intenta leérselo a tu peque durante un mes, todas las veces que te pida un cuento. ¿Nos funcionará? Pues no lo sé, pero algo de inglés practicaremos. Espero que el esfuerzo valga la pena. Y, si quieres que los peques se familiaricen con las formas geométricas y sus nombres en inglés, no dejes de ver nuestros videos de Divertiditis Shapes for kids – part 1Shapes for kids – part 2

Todo suma.

Good luck!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Mina Glisic e Inma Portalo.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios arsys.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://divertiditis.com/aviso-legal/.